sábado, 19 de septiembre de 2009

Paso a paso


"La victoria del éxito está casi ganada cuando uno coge el hábito de establecer metas y alcanzarlas. Aún las tareas más tediosas se harán tolerables mientras desfilas a lo largo de cada día convencido que cada una de ellas, no importa cuan insignificante o aburrida sea, te acerca a lograr tus sueños.”



Og Mandino

El problema de las grandes metas es que si es en lo único que piensas, te llevará mucho tiempo lograrlas. ¡Nadie consigue una gran meta cada semana! Y eso se transforma en un problema porque no tienes suficientes recompensas en tu vida.

Para poder seguir y sentirte bien, necesitas muchos pequeños éxitos. Cuando puedas mirar tu lista de pequeñas metas y ver todos esos ticks, te sentirás verdaderamente bien. Y eso te mantendrá con ganas de seguir; todos los baches del camino, todos los obstáculos, todas las demoras solo son pequeñas molestias, como un mosquito, y no harán que te desanimes.

Entonces, ponte grandes metas y desglósalas en pequeños pasos. Anota estos pasos y chequéalos a mediada que los vas cumpliendo. Luego celébralos! Mira tu lista y piensa, “Jo, soy bueno!” Palméate la espalda y velos como hitos hacia tus grandes metas.
Cuando sientes que progresas te despiertas cada mañana con entusiasmo y lleno de energía. Como “el pequeño motor que pudo” dirás, “Creo que puedo, creo que puedo!”
¡Y puedes!
Parecerá un milagro.

Mis bendiciones.



Wes Hopper


2 comentarios:

Nocheoscura dijo...

¡Que bien me viene esto, no sabes cuanto!

BETTINA dijo...

Me alegro mucho ser de utilidad, esa es la idea principal de este blog, sin duda.